Prorrogada la limitación del 2% en la revisión de rentas de vivienda hasta el 31 de diciembre de 2022

Mediante el Real Decreto 11/2022, desde el pasado día 27 de junio, se prorroga la limitación de actualización de la renta de los contratos de arrendamiento de vivienda por aplicación del IPC hasta el próximo día 31 de diciembre de 2022, que no podrán aumentarse más allá del 2% si no existe un acuerdo entre las partes (en el caso de pequeños propietarios).

Así pues en los contratos que tengan que revisarse de aquí al 31 de diciembre, las partes que no consigan un acuerdo sobre el aumento a aplicar, tendrán que aplicar el Índice de Garantía de Competitividad y aunque en estos momentos este índice está fijado en un 4,5%, la Ley de desindexación de la economía española de 2015 mantiene que “cuando la tasa de variación de este índice supere el objetivo a medio plazo de la inflación anual del BCE (2%) se tomará este valor como referencia.

De forma que, por aplicación del art. 46 del Real Decreto 6/2022, de 29 de marzo, cuyos efectos han quedado prorrogados hasta el 31/12/2022,

a) Si se trata de una GRAN TENEDOR

El incremento de la renta será el que resulte del pacto entre las partes, sin que pueda exceder de aplicar la variación del Índice de Garantía de Competitividad a la fecha de actualización y por aplicación de la Ley 2/2015, de 30 de marzo, de desindexación de la economía española (BOE 31/03/2015), el aumento tendrá que limitarse a un incremento del 2% sobre la renta que se venga abonando.

b) Si se trata de un propietario con menos de 10 inmuebles

En el supuesto de que el arrendador no sea un gran tenedor, el incremento de la renta será el que resulte del nuevo pacto entre las partes. En ausencia de este nuevo pacto entre las partes, el incremento de la renta no podrá exceder del resultado de aplicar la variación anual del Índice de Garantía de Competitividad a fecha de esta actualización, tomando como mes de referencia para la actualización el que corresponda al último índice que estuviera publicado en la fecha de actualización del contrato, lo que por aplicación de la Ley 2/2015, de 30 de marzo, de desindexación de la economía española, no permitirá sobrepasar el 2%.