El Ayuntamiento suspende durante un año la concesión de licencias para pisos de uso turístico

En el pleno municipal celebrado el pasado lunes día 5 de febrero, el Ayuntamiento ha decretado la suspensión de la concesión de licencias para ejercer la actividad de piso turístico durante un año, en aplicación del previsto en el Decreto Ley 3/2023 de la Generalitat, que establece una nueva regulación de las viviendas de uso turístico.

Así pues durante los próximos doce meses, no se concederá ninguna licencia para poder dedicar un piso a uso turístico a ningún punto de la ciudad de Badalona.

Según expuso el Tercer teniente de alcaldía Ámbito de Territorio y Sostenibilidad, Sr. Daniel Gracia, el Ayuntamiento trabaja para disponer de las herramientas que permitan evitar la concentración y proliferación de viviendas de uso turístico a determinadas zonas de la ciudad para evitado posibles problemas de convivencia con el vecindario.

Con la entrada en vigor de la nueva Ley del Derecho a la Vivienda, son muchos los municipios que prevén un fuerte incremento de demanda de licencias para dedicar la vivienda a uso turístico en detrimento del alquiler de vivienda residencial, el que podría agraviar todavía más la actual carencia de oferta, por lo cual, ya son varios los municipios, entre otros, Santa Coloma de Gramenet, los que han tomado esta medida.

Desde 2015 y hasta ahora, solo se podía solicitar esta licencia por la llamada Zona B, que era el resto de zonas que no se encontraban comprendidas en la llamada Zona A: que era la delimitada por todo el frente marítimo de la ciudad, incluyendo como mínimo la primera línea residencial de cada uno de los barrios. En concreto, la zona está delimitada por: l’avinguda Marquès de Mont-Roig entre Antoni Bori i Ponent, els carrers Ponent, Progrés, Cervantes i Indústria, l’avinguda Sant Ignasi de Loiola, Francesc Layret, Sant Bru, Eduard Marquina, Jaume Ribó, carretera de Mataró, passatge Jaume Pla i Casadevall, Manresà, Velázquez, Occitània, carretera de Tiana, passeig Marítim, rambla Santa Madrona, la Rambla i, per Sant Ignasi de Loiola fins passeig Marítim, el Port, les vies del ferrocarril, el pont de Sant Lluc, el passeig del Mare Nostrum i els carrers Mar Negre, d’Eduard Maristany i Antoni Bori, inclosos en els barris del Progrés, el Gorg i la Mora de Badalona.