¿Cómo afecta la pandemia del Covid19 a los alquileres de vivienda/local?

Antes las numerosas dudas que plantean las medidas del gobierno para afrontar la crisis provocada por el Covid19-Coronavirus y el Real-Decreto que ha impuesto el estado de alarma, conviene recordar lo siguiente:

– el Real-Decreto no establece ninguna medida en relación al alquiler de vivienda, por lo que oficialmente no existen argumentos legales legítimos para poder exigir la suspensión de la obligación del pago de la renta

– Tampoco la normativa aplicable a los contratos de alquiler, ya sean de vivienda o local, contempla en modo alguno la suspensión de la vigencia del contrato (y por ello la obligación de abonar la renta) por causas de fuerza mayor. Para que ello fuera posible, debería estar expresamente pactado en el contrato de arrendamiento, cosa que no suele ser habitual.

Por todo ello, debe saber que si es ud. tiene alquilada una vivienda y su inquilino solicita una suspensión de la renta, no tiene ud. ninguna obligación legal de concederla, si no que podrá decidir libremente qué hacer y valorar si en su caso concreto se dan las condiciones necesarias para que resulte necesario adoptar medidas como la moratoria (es decir una ampliación de plazo para el pago) o una rebaja de la renta pactada, o cualquier otra fórmula que resulte aplicable. No obstante, téngase en cuenta, que el gobierno ha establecido una batería de medidas para garantizar la subsistencia económica de los particulares afectados por la inactividad a la que se han visto forzada.

Habrá quien quiera aplicar el principio de “Rebus sic stantibus” que permitiría revisar el contrato por una alteración sobrevenida de las circunstancias. En ese sentido, debemos poner de manifiesto que su ámbito de aplicación es muy restringido y sólo será apreciable por los tribunales ya que es una figura puramente doctrinal y no está recogida legalmente.

En cuanto a los locales comerciales cuyo cierre ha venido impuesto por el citado Real-Decreto 463/2020, en su artículo 10.1 1., será el gobierno quien deberá establecer en qué forma se debe actuar y como se han de compensar las pérdidas que el indicado cierre vaya a ocasionar. La condonación de rentas, moratorias o resolución del contrato de arrendamiento quedará sometido al acuerdo que puedan alcanzar libremente las partes.

En cualquier caso lo que sí se recomienda encarecidamente es que en el caso de condonación de renta de un contrato vigente se documente tal extremo adecuadamente exponiendo la causa de la misma y su alcance. La condonación total supone la emisión de un recibo con importe “0” en su base imponible,  o añadiendo un concepto negativo por la totalidad de la base imponible, de forma que no devengue IVA ni retención a cuenta. Hay que tener en cuenta que el local
u oficina permanece cerrado y sin actividad por imposición legal y ello impide hacer uso del mismo. Es decir, existe causa.

Finalmente nos consta que desde algunas plataformas se está llamando al impago de las rentas locaticias al estar suspendida la actividad judicial, a tal efecto les recordamos que tienen a su disposición nuestro Servicio Jurídico on line, al que pueden dirigirse bien mediante correo electrónico enviando su consulta a info@cambrabadalona.com, o llamando al teléfono 93 384 14 07. En los próximos días habilitaremos también una línea de whatsapp para facilitar la comunicación con dicho servicio.